¿Será cierto?: Se puede ver la muralla china desde el espacio

frak-lopez-89003-unsplash.jpg

Por: Alfredo Morales

Bienvenidos sean a mi espacio en el que vamos a analizar algunos de los mitos más frecuentemente oídos sobre el espacio. Hoy vamos a hablar sobre la vista desde la órbita terrestre. 

Uno de los mitos más escuchados, la muralla china se puede ver desde el espacio por su enorme longitud. Pero ¿Qué tan cierto es esto? 

Para contestar esta pregunta, debemos primero definir hasta que altura ya se considera espacio. 

Si llegas a los 80,000 m sobre nivel de mar ya te puedes considerar astronauta (Felix Baumgartner sólo subió a 41,425 metros, por lo que todavía no es astronauta) pero la atmósfera es todavía perceptible a los 120,000 metros por lo que es sensato considerar el punto medio de 100,000 m sobre nivel de mar, que da la casualidad qué Theodore von Kármán consideró que empieza el espacio, así que tomaremos este número. 

Ahora regresemos a la Tierra, en específico a tierras chinas, tenemos a una de las construcciones más ambiciosas hechas por el hombre, está asombrosa estructura ostenta 7 kilómetros de longitud, más de 6 metros de alto, y 5 metros de ancho. 

Por otra parte, tenemos la anatomía humana como factor importante, pues en teoría podemos ver todo lo que existe en nuestro campo visual, sin importar cuán lejos o pequeño sea, siempre y cuando emita o refleje luz, lo podremos ver. El problema real es distinguirlo. Si tomaras un cuadro de 1 cm x 1 cm, lo colocaras a 1 metro lejos de ti y le pusieras 60 rayas verticales y 60 rayas horizontales, ya no las podrías ver. 

Ahora si extrapoláramos estos datos a la muralla china y al espacio exterior, es factible ver algunas partes de la muralla… si tan sólo no se confundiera con los alrededores. 

Podríamos concluir el asunto aquí, pero la variación más simple del mito es que la muralla puede verse desde la Luna. Bien, imaginemos un amanecer de la Tierra sobre la Luna. Para hacerlo más fácil extiende la palma de tu mano de tal manera que tus dedos toquen la pantalla y coloca tu nariz en la muñeca de la misma, ahora coloca una moneda de diez pesos mexicanos en la pantalla. Esa moneda ahora es la Tierra vista desde la Luna., ahora dime ¿Cuántas tunas tiene el nopal? 

No es una tarea fácil, ¿verdad? Pues ahora imagínate que esas tunas tuvieran hormigas, estas hormigas son segmentos de la muralla china. 

Entonces, ¿Existe algún edificio o construcción que pueda verse desde el espacio? Pues resulta que sí de hecho. 

Desde la Estación Espacial Internacional (408 km sobre nivel del mar) se pueden ver las grandes pirámides egipcias de Keops, Kefrén y Micerino. Y si nos ponemos muy técnicos, las ciudades son vistas muy fácilmente desde el espacio, solo que no es fácil discernir estructuras independientes, y si esperamos a la noche, podremos ver a una pequeña Tierra lejana iluminada por el hombre. 

El veredicto entonces es falso en gran parte, la muralla sola podría ser vista e identificada si la buscas a muy baja órbita. Pero desde la Luna es imposible verla a ojo desnudo.

¿Cómo se estudia un agujero negro?

jacob-spence-394624-unsplash.jpg

Para saber cómo se estudian estos fenómenos cósmicos, primero debemos entender que los agujeros negros son regiones del espacio-tiempo en donde existe una fuerza gravitacional descomunal que provoca que nada, ni siquiera la luz, pueda escapar de su atracción. Todo lo que entra en el agujero y cruza el horizonte de eventos (frontera del espacio-tiempo) es tragado.

Sin embargo, existe materia que orbita alrededor del agujero sin llegar a cruzar el horizonte. Esta materia viaja con una velocidad de entre uno y 10 por ciento de la velocidad de la luz, ocasionando que se produzca una gran cantidad de energía luminosa que puede ser detectada por los instrumentos de los astrónomos.

El astrónomo agregó que también existen agujeros negros supermasivos inactivos, como el que se encuentra en el centro de nuestra galaxia. Su falta de actividad se debe a que no cuenta con la materia necesaria para mantenerlo alimentado.

La investigación revela cómo los gases eyectados por esos agujeros negros en espiral, en combinación con los gases expulsados por las estrellas en la galaxia, pueden haber comenzado a reducir la producción de nuevas estrellas de NGC 6240. El equipo de Müller Sánchez también muestra cómo estos vientos han ayudado a crear la característica más reveladora de la galaxia: una enorme nube de gas en forma de mariposa.

El grupo de investigación al que pertenece el doctor Müller Sánchez estudió a detalle las propiedades del oxígeno doblemente ionizado (O III), un gas de alta ionización, y de H-alfa (Hα), una emisión de hidrógeno ionizado. Se utilizaron datos de diferentes regiones del espectro electromagnético: del infrarrojo, del óptico y de rayos X, obtenidos de los telescopios espaciales Hubble y Chandra, además de los telescopios terrestres Very Large Telescope (VLT) de Chile y del Observatorio de Apache Point en Nuevo México.

“Se estudiaron diferentes procesos físicos y diferentes estados del gas. En este caso, podemos estudiar en el infrarrojo cercano el gas molecular o el polvo caliente. Al mismo tiempo existen diferentes líneas de emisión de gas ionizado, como hidrógeno ionizado”, expresó.

Asimismo, el astrónomo destacó que esta investigación es de gran impacto para la comunidad astronómica internacional porque es la primera vez que se distinguen los vientos de gas altamente ionizado (O III) y gas de baja ionización (Hα) para estudiar sus propiedades independientemente. 

“Dividimos la mariposa en cuatro regiones y las estudiamos independientemente con espectrógrafos del VLT y del Observatorio de Apache Point. Así pudimos concluir que en una de las regiones en un cuadrante de la mariposa tenemos un flujo de salida de gas altamente ionizado que tiene su origen en los agujeros negros, mientras que el de baja ionización tiene su origen en las estrellas”, agregó Müller Sánchez.

Fuente: Conacyt

INSPIRAS

Es una revista de lifestyle enfocada en resaltar lo positivo, explorando distintos temas – desde bienestar, viajes, entrevistas, hasta causas, arte y entretenimiento. Creada en Nueva York y con presencia en todo Hispanoamérica en su versión digital e impresa.

¿Será cierto?: Los planetas del Sistema Solar caben entre la Tierra y la Luna

alex-bierwagen-542633-unsplash.jpg

Por: Alfredo Morales

Bienvenidos sean a mi espacio en el que vamos a analizar algunos de los mitos más frecuentemente oídos sobre el espacio. Hoy vamos a hablar sobre los tamaños del Sistema Solar.

El otro día estaba leyendo un listado de hechos curiosos y cuando llegué al número 9, de verdad me quedé sorprendido. Pues ahí se enunciaba que entre el planeta Tierra y la órbita de la Luna pueden caber todos los planetas del Sistema Solar. Pero ¿Qué tan cierto es esto?

Para contestar esta pregunta, debemos primero medir la distancia que hay entre la Tierra y la Luna. En su perigeo (la distancia mínima con respecto a la Tierra) la Luna se encuentra a aproximadamente 356,000 kilómetros de la Tierra, mientras que en su apogeo (la distancia máxima con respecto a la Tierra) se encuentra a aproximadamente 406,000 kilómetros, y es bastante distancia, sobre todo al tomar en cuenta que el diámetro de la Tierra es de unos 12,756 kilómetros.

Mercurio es el planeta más pequeño del Sistema Solar, lo siento Plutón, con solamente 4,879.4 kilómetros de diámetro, de ahí esta Marte con 6,794.4 km, luego Venus casi lo duplica con 12,103.6 km.

Con estos tamaños resulta fácil imaginar que al menos los planetas rocosos sí podrían caber en la órbita de la Luna con la Tierra. Pues puestos los planetas Ecuador con Ecuador miden 36,533.4 km. Ahora vamos con los gigantes gaseosos.

Júpiter es indiscutiblemente el planeta más grande del Sistema Solar, con un diámetro de unos 142,984 km, de ahí le sigue Saturno, que mide (sin anillos) 120,536 km de diámetro. Ahora si ya empezamos a dudar si caben todos los planetas o no entre la Tierra y la Luna, pero todavía tenemos algunos kilómetros por ocupar.

Urano (no digas su nombre en inglés) tiene el diámetro de 51,118 km, y el último de los planetas, Neptuno, cuenta con respetables 49,572 km de diámetro. Entonces entre los gigantes gaseosos ocupan alrededor de 364,210 km… 8,210 kilómetros más que el perigeo de la órbita lunar.

Este hecho curioso parece desmoronarse, pero todavía hay que tomar en cuenta el apogeo y los planetas rocosos.

Si sumamos los diámetros de todos los planetas, nos dan poco más de 400,743 kilómetros, por lo que tenemos una holgura de 5,257 kilómetros… si tomamos en cuenta el apogeo.

Si nos vemos magnánimos, inclusive podemos incluir a Plutón en esta lista con sus 2,370 km, que mide incluso menos que la Luna (3,474 km de diámetro).

Pero si incluimos a Plutón, tendríamos que incluir al resto de los planetas enanos, Eris con 2,326 km, Haumea con 1,900 km, Makemake con 1,420 km, y Ceres con 952.4. Y los 5 planetas enanos suman 8,968.4 km, por lo que así ya no caben todos los planetas (incluyendo enanos) entre la Tierra y la Luna.

El veredicto es lamentablemente falso en la mayoría de los casos, y solamente podría ser verdadero si solo tomamos en cuenta los planetas “verdaderos” con la Luna en su apogeo.

¿Qué onda con la luz y el color?

esteban-lopez-272467-unsplash.jpg

Los descubrimientos científicos y su aplicación en la creación de tecnología han sido factores determinantes en el avance de la especie humana y la consolidación de sociedades complejas, pero ¿somos conscientes de nuestras limitaciones sensoriales comparadas con las de otros animales?

Uno de nuestros mayores límites está en la evolución de los sentidos, mecanismos necesarios para percibir el entorno e interactuar con los otros seres que lo habitan.

En el caso particular de la vista, nuestros ojos son sensibles solo a un pequeño espectro de ondas electromagnéticas conocidas como luz visible, aunque existe una gran cantidad de ondas electromagnéticas, imperceptibles sin el uso de aparatos especiales.

Rodeados de energía

Espectro electromagnético es el término utilizado para identificar el conjunto de ondas que transportan energía de una fuente emisora a través de un medio de propagación hasta un receptor. Estas ondas, conocidas como electromagnéticas porque están formadas por un campo eléctrico y otro magnético con cierta relación de fase, no necesitan un medio material para propagarse y, por lo tanto, pueden viajar en el vacío.

El espectro electromagnético está conformado por rayos gamma, rayos X, radiación ultravioleta, luz visible, radiación infrarroja, microondas y ondas de radio. Cada una de estas ondas tiene una longitud —longitud de onda— que puede ser medida en distintas unidades como kilómetros o nanómetros.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, el doctor Giuseppe Pirruccio, profesor e investigador del Instituto de Física de la Universidad Nacional Autónoma de México (IFUNAM), miembro nivel I del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), dijo que las ondas electromagnéticas identificadas hasta ahora podrían no ser las únicas.

El doctor Giussepe Pirruccio.“Nosotros les damos —a las ondas— el nombre de acuerdo con la actividad para la cual las utilizamos, como las ondas de radio, pero tal vez hay más ondas que podemos usar en otras cosas”. 

Una de las características atribuidas a ciertas ondas electromagnéticas es su efecto negativo en la salud de las personas; sin embargo, el doctor Pirruccio considera que eso depende de factores como el tiempo de exposición a las ondas.

“Creo que en general, si un material es transparente, es decir, no absorbe nada de la energía transportada por las ondas electromagnéticas, no debería haber ningún daño porque solo pasaría a través; el problema es que ningún material es totalmente transparente. Lo importante es la dosis a la que se expone una persona, puede ser una cantidad pequeña y causar un daño, por eso deben existir estudios muy específicos para determinar si causan daño o no”, agregó.

Luz, origen del color

La luz visible es el rango de ondas electromagnéticas perceptibles para el ojo humano. La longitud de las ondas que integran esta categoría va de los 400 a los 700 nanómetros y esta medida define el color de luz que cada onda genera.

Con 400 nanómetros se genera luz azul, con 500 nanómetros, luz verde y con 700, luz roja; entre estos valores hay otros colores como el amarillo y el violeta. Este es solo el comienzo del proceso que nos permite a los humanos ver el mundo “a color”, pues también influye en el fenómeno la capacidad de absorción, transmisión y reflexión de la luz que cada material tiene.

Reflexión, absorción y transmisión

gusep.jpg

El fenómeno físico de la reflexión ocurre cuando una onda, en este caso de luz visible, choca con un objeto que funciona como espejo y “refleja” la onda en otra dirección, este reflejo es lo que percibe el ojo.

Cada material refleja solo ciertas ondas y el resto es absorbido o transmitido —la luz atraviesa el material, lo que puede producir cambios de dirección o calidad en esta—. Si el material es de color azul, es porque refleja las ondas de luz visible de 400 nanómetros —que generan luz azul—, mientras que el resto de ondas de luz visible son absorbidas o transmitidas y, por lo tanto, imperceptibles en el color final del material.

“Los humanos desarrollamos una sensibilidad más pronunciada al verde, porque en la naturaleza predomina este color. Cada material refleja una longitud de onda y es lo que vemos y llamamos color; las otras longitudes se las ‘come’ y no las vemos. El blanco se da cuando el material refleja todas las longitudes, mientras que el negro las absorbe todas. Tal vez en miles de años nuestros ojos evolucionen y podamos ver otras longitudes de onda”, apuntó el investigador.

Fuente: Conacyt

¿Será cierto?: La órbita es caída libre

juan-cruz-mountford-564599-unsplash.jpg

Por: Alfredo Morales

Bienvenidos sean a mi espacio en el que vamos a analizar algunos de los mitos más frecuentemente oídos sobre el espacio. Hoy vamos a hablar un poco sobre la órbita. 

Como sabrá el lector, cuando un objeto orbita otro es cuando el objeto de menor masa gira alrededor de uno más grande de manera indefinida. Para explicar este fenómeno hay gente que explica que de hecho estos objetos están cayendo hacia el objeto orbitado. Pero ¿Qué tan cierto es esto? 

Para contestar esta pregunta, debemos primero ver cómo funciona realmente el movimiento de órbita. Afortunadamente para nosotros, ya varias personas se dedicaron a realizar leyes sobre esto, sus nombres son Johannes Kepler, quien formuló 3 leyes del movimiento planetario (que se aplican a todos los objetos que tengan masa) y también Isaac Newton, quién hizo la reformulación de las anteriores leyes y además creo sus famosas 3 leyes de la dinámica y la ley de gravitación Universal. 

No voy a meterme en hacer fórmulas matemáticas ni cálculos obscenos para la comodidad del lector, pero voy a mostrar unos ejemplos. 

Supongamos que tienes una pelota en tus manos. Si la sueltas, naturalmente caerá en línea recta al suelo, en dirección al centro de la Tierra. Ahora lanza la pelota de forma débil, sin duda caerá también, pero la diferencia está en que la pelota habrá caído no desde donde se lanzó, es decir, recorrió una distancia horizontal. Ahora lanza la pelota con todas tus fuerzas, la pelota también caerá irremediablemente, pero habrá caído aún más lejos. ¿Qué quiere decir esto? 

Esto quiere decir que, a mayor velocidad, mayor será la distancia recorrida, teniendo en cuenta la misma altura. 

Ahora supongamos que estamos en una azotea. Si lanzas la pelota con la misma fuerza que antes, te darás cuenta de que la pelota habrá llegado más lejos antes de caer. Lo único que cambiamos fue la altura, y obtuvimos resultados diferentes. Ahora sube la Torre Pemex y desde ahí lanza la pelota, como supondrás, la pelota llegará aún más lejos. ¿Ya notas a lo que voy? 

Ok, entonces necesitamos velocidad y altura para que la pelota llegue lejos. Pero hay otro factor que hay que considerar, la fricción del aire. Pero por ahora vamos a suponer que no existe, aguanten la respiración, ya mero termino. 

Entonces es posible que puedas lanzar una pelota (en este caso hacia al Este) para que llegue al centro del Golfo de México, ahora aplica más fuerza y podrás llegar, en teoría a Europa, ahora si quieres llegar a Asia, necesitaras más fuerza y más altura para que tu pelota llegue hasta allá. 

Ahora lanza la pelota con tanta altura y fuerza que hasta pueda llegar hasta donde estás. Felicidades, ahora ya le diste la vuelta a la Tierra, pero todavía te falta bastante para llegar a órbita. 

Cómo te darás cuenta, eventualmente llegará un punto en el que lances la pelota tan rápido y tan alto que la pelota recorrerá más distancia horizontal que lo que está cayendo hacia la Tierra, recuerda que el planeta es redondo y sorteará esta pelota la Tierra, siendo atraída todavía a esta. 

En resumen, hay caída, pero no es una caída libre, es una suma de fuerzas que mantienen un balance para mantener la altitud y la velocidad suficiente para sortear el astro orbitado. 

El veredicto es en parte verdadero, pero es más parecido a un tiro parabólico. 

Investigadores rompen "La velocidad de la luz"

jean-gerber-266628-unsplash.jpg

Los científicos reportaron que el jueves pasado registraron partículas que viajaban más rápido que la luz, un hallazgo que podría anular una de las leyes fundamentales del universo de Einstein. Antonio Ereditato, portavoz del grupo internacional de investigadores, dijo que las mediciones realizadas durante tres años mostraron que los neutrinos bombeados desde el CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear) cerca de Ginebra hasta el Gran Sasso en Italia habían llegado 60 nanosegundos más rápido de lo que hubiera hecho la luz.

"Tenemos una gran confianza en nuestros resultados. Revisamos y volvimos a revisar para detectar cualquier cosa que pudiera haber distorsionado nuestras mediciones, pero no encontramos nada ", dijo." Ahora queremos que los colegas los revisen de forma independiente ".

Si se confirma, el descubrimiento socavaría la teoría de la relatividad especial de Albert Einstein de 1905, que dice que la velocidad de la luz es una "constante cósmica" y que nada en el universo puede viajar más rápido. Esa afirmación, que ha resistido más de un siglo de pruebas, es uno de los elementos clave del llamado Modelo Estándar de la física, que intenta describir la forma en que funciona el universo y todo lo que hay en él. El hallazgo totalmente inesperado surgió de la investigación realizada por un físico que trabaja en un experimento llamado OPERA operado conjuntamente por el centro de investigación de partículas CERN cerca de Ginebra y el Laboratorio Gran Sasso en el centro de Italia.

Un total de 15,000 haces de neutrinos -pequeñas partículas que impregnan el cosmos- se dispararon durante un período de tres años desde el CERN hacia Gran Sasso a 730 (500 millas) de distancia, donde fueron recogidos por detectores gigantes. La luz habría cubierto la distancia en alrededor de 2.4 milésimas de segundo, pero los neutrinos tomaron 60 nanosegundos, o 60 mil millonésimas de segundo, menos que los rayos de luz habrían tomado.

"Es una pequeña diferencia", dijo Ereditato, quien también trabaja en la Universidad de Berna en Suiza, "pero conceptualmente es increíblemente importante. El hallazgo es tan sorprendente que, por el momento, todos deberían ser muy prudentes ".

Ereditato se negó a especular sobre lo que podría significar si otros físicos, que serán oficialmente informados del descubrimiento en una reunión en el CERN el viernes, encontraron que las mediciones de OPERA eran correctas.

"Simplemente no quiero pensar en las implicaciones", dijo. "Somos científicos y trabajamos con lo que sabemos".

Gran parte de la literatura de ciencia ficción se basa en la idea de que, si se puede superar la barrera de la velocidad de la luz, teóricamente sería posible viajar en el tiempo. La existencia del neutrino, una partícula subatómica elemental con una pequeña cantidad de masa creada en decaimiento radioactivo o en reacciones nucleares como las del Sol, se confirmó por primera vez en 1934, pero aún desconcierta a los investigadores.

Puede atravesar la mayor parte de la materia sin ser detectado, incluso a largas distancias, y sin verse afectado. Millones pasan a través del cuerpo humano todos los días, dicen los científicos. Para llegar al Gran Sasso, los neutrinos expulsados e una instalación especial en el CERN, también sede del Gran Colisionador de Hadrones que explora los orígenes del universo, tienen que atravesar el agua, el aire y la roca.

El laboratorio italiano subterráneo, a unos 120 km (75 millas) al sur de Roma, es el más grande de su tipo en el mundo para la física de partículas y la investigación cósmica. Alrededor de 750 científicos de 22 países diferentes trabajan allí, atraídos por la posibilidad de realizar experimentos en sus tres salones masivos, protegidos de los rayos cósmicos por unos 1.400 metros (4.200 pies) de altura sobre la roca.

¿Qué pasó en el CERN?

Los científicos dicen que tienen neutrinos sincronizados (partículas diminutas más pequeñas que los átomos) que viajan a 300.006 kilómetros por segundo, un poco más rápido que la velocidad de la luz.

¿Qué significa eso?

La teoría de la relatividad especial de Einstein dice que nada puede viajar más rápido que la velocidad de la luz en el vacío, porque los fotones, partículas de luz, no tienen masa. La prueba de que los neutrinos, misteriosas partículas subatómicas que tienen una pequeña cantidad de masa, pueden viajar más rápido sería inconsistente con la teoría de Einstein.

jeshoots-com-436787-unsplash.jpg

¿Cuáles son los efectos colaterales?

La teoría de Einstein es fundamental para el modelo estándar de la física que ayuda a explicar todo lo que sabemos sobre cómo funciona el universo, desde los agujeros negros hasta el Big Bang. Si se demuestra que es defectuoso, prácticamente todo en la física moderna y las leyes fundamentales de la naturaleza tendrían que reconsiderarse.

¿Han sido probados los resultados?

Los hallazgos fueron tan impactantes que los científicos del CERN pasaron meses revisando sus datos antes de hacer su anuncio. Pero han pedido a los equipos estadounidenses y japoneses que confirmen los resultados antes de que se los declare un descubrimiento real. Los datos también se pondrán en línea durante la noche para que puedan ser examinados por expertos de todo el mundo.

¿Significa esto que E no es igual al MC al cuadrado?

La teoría de la relatividad especial se utilizó para engendrar la teoría de que la energía es igual a la masa multiplicada por la velocidad de la luz al cuadrado. Es prematuro descartar la ecuación más famosa de todos los tiempos, pero el último descubrimiento sugiere que una suposición clave de la que depende, que nada puede acelerarse más rápido que la luz, puede no ser totalmente precisa.

Fuente: The Science News Reporter

 

El lugar de impacto de la estación espacial china fuera de control

 FOTO: ABC.ES

FOTO: ABC.ES

La estación espacial china Tiangong-1, un laboratorio espacial del tamaño de un autobús y que está fuera de control, caerá en la Tierra entre la mañana del 31 de marzo (sábado) y la mañana del 2 de abril (lunes), según las últimas estimaciones de la Oficina de Residuos Espaciales de la Agencia Espacial Europea (ESA) y de Aerospace Corporation, una empresa de California. 

La última actualización de la «China Manned Space» (CMS), el programa espacial chino de exploración humana, confirmaba que la Tiangong-1 ya se encuentra a una altura media de 202 kilómetros, cuando estaba diseñada para operar a unos 400. Su descenso, totalmente descontrolado, continuará hasta el final de la semana, momento en que la nave se desintegrará en la atmósfera y caerá a tierra. Por el momento, el laboratorio viaja por el espacio a más de 25.000 kilómetros por hora.

El lugar de impacto es desconocido, pero se considera que afectará a una zona de hasta 2.000 kilómetros de largo y 70 de ancho en la que podrán caer pedazos de tamaño indeterminado. Esto ocurrirá en alguna región situada entre los 43ºN y 43ºS de latitud, en la que es una amplísima faja en la que está la mayor parte del globo: allí se encuentra España, Francia, Grecia, Portugal o Italia, así como Australia y la mayor parte del continente africano y suramericano.

Debido a la geometría de la órbita del laboratorio espacial, la probabilidad de impacto será máxima justo en los extremos de dicha franja de terreno, en un área próxima a los 43º Norte y Sur: el paralelo Norte pasa por España.

Sin motivos para alarmarse

A pesar de todo, no hay motivos para alarmarse. Dado que el 70 por ciento de la superficie del planeta está cubierta de agua y que la mayor parte de la tierra firme está deshabitada, porque la población se concentra en las ciudades, las probabilidades de que el laboratorio golpeé a alguien son, según la ESA, «10 millones de veces menores a la probabilidad anual de ser alcanzado por un rayo».

Representación de la estación espacial china Tiangong-1-CMS

Tal como ha explicado en Space.com Marco Langbroek, asesor de las fuerzas áreas holandesas y del Observatorio de Leiden (Holanda), las probabilidades de que los fragmentos de la Tiangong-1 golpeen a alguien son muy bajas. Para empezar, aunque es tan grande como un autobús y que alcanza las 8,5 toneladas métricas, la mayoría de sus componentes se desintegrarán en la atmósfera gracias a la fricción.

Los restos que sobrevivan quedarán desperdigados por una amplia zona (de 2.000 por 70 kilómetros, según Aerospace Corporation), pero se trata de una muy pequeña área en comparación con la extensión de la superficie terrestre.

Una probabilidad de uno entre un billón

Por todo eso, la probabilidad de que a una persona le caiga un trozo de la Tiangong-1 es de una entre un billón, según Aerospace Corporation. En comparación, la probabilidad de ganar el Gordo con un décimo es de una entre 100.000.

Si bien llama mucho la atención que una estación espacial esté fuera de control y se vaya a precipitar contra la tierra, en realidad no se trata de un fenómeno tan extraño. Según la ESA, la Tiangong-1 «tiene una masa comparable a la de los satélites fuera de servicio que hacen reentradas no controladas un par de veces cada mes».

A pesar de todo, en toda la historia no se ha registrado ningún caso de daños personales por la caída de basura espacial en la Tierra.

Además, la Tiangong-1 es mucho más ligera que el mayor objeto caído en la Tierra fuera de control: el laboratorio espacial Skylab, de la NASA, que, con 74 toneladas métricas, cayó de forma parcialmente controlada en Perth, Australia el 11 de julio de 1979. (Así lo contó ABC). Muy por encima de ambas, se encuentra ls estación espacial rusa MIR, de 130 toneladas métricas de peso, que cayó en el océano en marzo de 2001 pero esta vez sí, de forma controlada.

¿Por qué no se puede predecir?

Observatorios de todo el mundo están siguiendo por radar el descenso de la estación espacial china. Pero, a pesar de todo, resulta imposible predecir dónde caerá, porque hay muchos factores muy variables a tener en cuenta: la consistencia de la atmósfera, que depende de la temperatura y de la radiación solar, la orientación y el giro de la nave, que influirán mucho en la aerodinámica de la caída, y la incertidumbre sobre su velocidad y posición exacta, dificultan mucho saber qué ocurrirá.

Estela formada por un satélite de tamaño similar a la Tiangong-1 - YOUTUBE

De hecho, el riesgo más real parece estar relacionado con la presencia de hidrazina, un compuesto tóxico y corrosivo que puede liberar vapores dañinos tras la caída, y que podría ser perjudicial si alguien manipulase los restos.

El palacio con el que soñó China

La Tiangong-1 mide 10,4 metros de longitud y está compuesta por dos cilindros de un tamaño similar: en uno se encuentra un módulo de servicio y en el otro un módulo de experimentación. Además, va equipada con dos paneles solares de tres metros de ancho y siete de largo.

El laboratorio fue lanzado el 30 de septiembre de 2011 a bordo de un cohete chino Long March 2F/G, desde el desierto de Gobi, Mongolia, y ha acogido una misión no tripulada (en noviembre de 2011) y dos tripuladas (en junio de 2012 y junio de 2013). En todo ese tiempo, ha completado una órbita en torno al planeta cada 90 minutos.

Su lenta agonía

Desde su lanzamiento, la órbita de la Tiangong-1 comenzó a decaer a causa del leve rozamiento provocado por la atmósfera, a unos 300 o 400 kilómetros de altura, tal como ocurre también con la Estación Espacial Internacional. Por ello, el laboratorio orbital usó en ese tiempo sus propulsores para mantenerse en órbita y recuperar altitud.

Dichas maniobras mantuvieron a la estación a una altitud de 330 a 390 kilómetros de altura, pero a partir de marzo de 2016, la agencia espacial china perdió el control sobre el aparato, por causas que no han trascendido.

A mediados de enero la Tiangong-1 ya estaba a 280 kilómetros de altura, en una órbita que la llevará de forma inevitable hasta la superficie del planeta. A diferencia de lo que ocurre con otras naves, como las cápsulas Soyuz, la Tiangong-1 no está diseñada para soportar la fricción, y por eso quedará desintegrada y esparcida por una amplia zona en el plazo de unas horas.

Para China, que está excluida de la Estación Espacial Internacional principalmente por Estados Unidos, la Tiangong-1 fue el primer paso para su ambicioso objetivo de tener una estación espacial permanente en el espacio en 2020. Hay que tener en cuenta que, tanto Rusia (entonces la Unión Soviética) como Estados Unidos, lanzaron sus primeras estaciones espaciales en los setenta.

Con información de: ABC.es

Cuarta Sesión Ordinaria del Grupo de Trabajo 4 Espectro para Servicios Satelitales

FullSizeRender(5).jpg

El miércoles 28 de marzo del 2018 se celebró la Cuarta Sesión Ordinaria del Grupo de Trabajo 4 Espectro para Servicios Satelitales, en las instalaciones del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

A la sesión asistieron representantes de la Federación Mexicana de Radioexperimentadores, la Agencia Espacial Mexicana, el Centro de Desarrollo Espacial, la Unidad de Espectro Radioléctrico del IFT, la Concesionaria Comseg, y el grupo MXSpace, por mencionar algunos.

Los presidentes del subgrupo de trabajo para satélites pequeños, Gerardo Martínez Nava del IFT y Gustavo Arriaga de la Agencia Espacial Mexicana, fueron los encargados de revisar los puntos de la minuta anterior para el seguimiento de las acciones pendientes. Se planteó la opción de recopilar un documento con comentarios generales a tratar, y se prosiguió a una sesión de dudas, comentarios y propuestas entre expertos.

El ingeniero Olmo del Instituto Federal de Telecomunicaciones, dio el seguimiento vía remota, de asuntos en estudio en la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), relacionados con satélites pequeños. Olmo invitó a los integrantes del grupo a que participan activamente con insumos y a buscar la optimización de los tiempos del proceso.

Posteriormente se trató el tema de interferencias y coordinación de satélites pequeños, en donde se platicó de la búsqueda de áreas de oportunidad para empresas, instituciones o particulares, y resolver cómo se pueden hacer estudios y pruebas de satélites.

Alfredo Desachy, representante de MXSpace presentó el software SpaceCap, una aplicación para la captura electrónica de elementos de datos, para ser presentados en avisos relativos a estaciones espaciales.  Y el software SpaceVal, que se puede utilizar para validar las presentaciones a las asignaciones de frecuencia de estaciones espaciales y terrenas capturadas por el software SpaceCap. Ambos softwares pertenecen a la UIT.

Para finalizar la sesión, se prosiguió a la sesión de preguntas y respuestas, y un tiempo libre para que los presentes pudieran platicar entre ellos.

 

MXSpace en colaboración con la UNAQ y la AEM lanzan a la atmósfera el primer nanosatélite queretano.

IMG_2235 (1).jpg

Estudiantes y profesores de la Universidad Aeronáutica en Querétaro (Unaq), en colaboración con MXSpace y la Agencia Espacial Mexicana (AEM) desarrollaron un nanosatélite, el cual fue lanzado a la atmósfera a través de un globo aerostático tipo meteorológico.

La construcción del satélite llamado CubeSat, por tener una forma de cubo de 10 por 10 centímetros, inició en agosto del 2017, y su lanzamiento forma parte del Diplomado “Misión Thumbsat”.

El objetivo de la misión fue simular la puesta en órbita del CubeSat y comprobar su funcionamiento.

El objetivo de la misión fue simular la puesta en órbita del CubeSat y comprobar su funcionamiento.

El lanzamiento se realizó en el Parque Explora de León y fue coordinado por la empresa Remtronic Comunicaciones, quienes siguieron el trayecto del satélite y monitorearon su funcionamiento, en conjunto con el equipo de docentes, estudiantes y personal de MXSpace y la AEM.

Durante el vuelo, los dispositivos de comunicación integrados al nanosatélite, enviaron imágenes y parámetros de la atmósfera como temperatura, presión y humedad. Estos resultados fueron satisfactorios ya que el nanosatélite se elevó a 35 kilómetros de altura, y transmitió durante todo el recorrido a la estación terrena, cayendo después de 2 horas y media del lanzamiento, a través de un paracaídas en la comunidad de San Nicolás, a unos 150 kilómetros del lugar de partida.

En toda la misión se invirtieron cerca de un millón de pesos provenientes de fondos de proyectos de innovación financiados por el Conacyt.

Gianfranco Mangiacasale Villalobos, alumno de la UNAQ, informó que los datos obtenidos serán utilizados para análisis e interpretación de futuras misiones, generar una base de contenido, y mejorar los siguientes diseños.

Algunos de los estudiantes que participaron en el desarrollo del CubeSat quieren seguir participando en competencias internacionales de desarrollo de nanosatélites. Por otra parte, la Unaq seguirá impulsando el desarrollo en el sector aeroespacial, y promoverá la creación de proyectos en esta índole.

Francisco Romero, representante de la AEM comentó que lo importante de proyectos como estos es generar formación de ingenieros y docentes aeroespaciales para su participación en distintos proyectos, y expresó que en el país ya ha habido otras universidades que han trabajado en el lanzamiento de nanosatélites, como la Universidad Autónoma de Chihuahua y la Universidad Politécnica de Pachuca.

 
 

Física para entender fenómenos naturales

dominik-lange-35224-unsplash.jpg

Las “bolas de fuego”, también popularmente conocidas como “brujas”, son fenómenos naturales poco vistos en la naturaleza que han desencadenado una serie de mitos y leyendas en torno a ellas; una posible explicación física de este fenómeno es que surgen a partir de interacciones electromagnéticas. Manifestaciones como estas dan pie a que científicos e investigadores amplíen sus estudios, implementen nuevas teorías y con ello puedan ofrecer a la sociedad explicaciones físicas de fenómenos naturales.

El doctor Augusto Espinoza Garrido, uno de los fundadores de la Unidad Académica de Física de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAF UAZ), junto con un grupo de investigación, sustentó años atrás esta hipótesis de la formación de las bolas de fuego y con base en los cálculos realizados logró demostrar que las bolas de fuego pueden ser explicadas como un fenómeno de interferencia de ondas electromagnéticas, que bajo ciertas condiciones tienen la estructura y propiedades que se le atribuyen a las “brujas” o “bolas de fuego”.

Este grupo de investigación propuso un modelo matemático que explica cómo en la naturaleza se puede dar este fenómeno natural y que en la sociedad actual está lleno de mitos. Hoy en día, este mismo grupo estudia la teoría de gravitación propuesta por el físico ruso Oleg Jefimenko, para dar explicación a las interacciones gravitacionales entre cuerpos en movimiento.

Con el paso del tiempo, muchos fenómenos naturales han podido ser explicados por la ciencia. Un notable ejemplo es la propuesta por Newton en 1687, teoría de gravitación que logró explicar el movimiento de los astros en el firmamento. Posteriormente, en 1915 Einstein revolucionó la física con su teoría general de la gravitación, al describir de manera mucho más precisa los fenómenos gravitacionales y comprender la evolución del universo. Entre estas dos teorías está la propuesta por Jefimenko, quien propuso un punto de vista intermedio.

Augusto Espinoza, miembro nivel I del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), describió en entrevista algunos de estos estudios, llevados a cabo junto con su cuerpo académico consolidado, llamado Partículas, campos y astrofísica, de la UAF de la Universidad Autónoma de Zacatecas.

Agencia Informativa Conacyt (AIC): ¿Qué son las “bolas de fuego”, que popularmente han sido también llamadas “brujas”?

Augusto Espinoza Garrido (AEG): Existe una gran cantidad de reportes de avistamientos de esferas luminosas que aparecen súbitamente y pueden quedarse suspendidas en el aire. Las han visto de diferentes dimensiones y colores en aviones, submarinos, en el campo y la ciudad. Este es un fenómeno muy viejo, del que se ha hablado durante mucho tiempo y por el hecho de ser raro, se le atribuye una naturaleza misteriosa, incluso hasta metafísica, en Doctor Augusto Espinoza Garrido.donde los asocian con brujas, ovnis y ese tipo de cosas; pero nosotros demostramos que son fenómenos completamente naturales y tenemos un modelo matemático que podría explicarlos. Para nosotros, las bolas de fuego son un fenómeno de interferencia de ondas electromagnéticas, similar en varios sentidos a los rayos producidos durante las tormentas.

AIC: ¿A qué se debe su formación?

AEG: Bajo ciertas condiciones, la superposición de ondas electromagnéticas se crea en zonas donde se produce un intenso campo eléctrico en forma de anillos, junto con superficies esféricas donde solamente hay campo magnético. El campo eléctrico producido es capaz de ionizar las moléculas de aire formando plasma. Las esferas magnéticas atrapan en su interior el plasma. El plasma confinado dentro de estas superficies magnéticas toma la forma de una esfera de plasma dando como resultado las bolas de fuego. Este modelo matemático es bastante sencillo y posee un fundamento teórico importante.

AIC: ¿Cómo surgió esta idea?

AEG: A partir de la idea del físico ruso Piotr Kapitsa, premio nobel de física en 1978, quien, sin ningún cálculo teórico, propuso la hipótesis de que las bolas de fuego eran consecuencia de un fenómeno de interferencia de ondas electromagnéticas. Kapitsa solo propuso esta hipótesis, pero no realizó los cálculos necesarios para corroborar esta idea. Nosotros decidimos estudiarla y mediante cálculos concretos logramos proponer un modelo físico que sustenta la hipótesis de Kapitsa.

AIC: ¿Por qué es importante conocer los fenómenos electromagnéticos en comparación con los de la gravedad?

AEG: Cuando uno compara la ley de gravitación universal de Newton con las ecuaciones de Maxwell que describen los fenómenos electromagnéticos, lo primero que llama la atención es que la teoría de Maxwell describe las interacciones electromagnéticas entre cargas en movimiento, mientras que la teoría de Newton describe interacciones gravitacionales solo entre cuerpos en reposo. Las cargas eléctricas en movimiento crean a su alrededor, además de campos eléctricos, campos magnéticos. Esta combinación hace que los fenómenos sean muy ricos en contenido. En este sentido, los campos gravitacionales son mucho más modestos. La rica comprensión de los fenómenos electromagnéticos ha resultado en el desarrollo de mucha de la tecnología moderna.

AIC: ¿Cómo deben entenderse las ondas gravitacionales?

AEG: Las ondas gravitacionales deben entenderse como el desplazamiento en el espacio de la energía gravitacional, de la misma manera como se entienden las ondas electromagnéticas. Son ondas de las características físicas del campo, al igual que la luz y el sonido. La teoría de Einstein es una teoría geométrica y no se adapta a este esquema, al grado que no existe una definición coherente de energía gravitacional. Nosotros queremos buscar bases teóricas para explicarlas de una manera más simple, más comprensible en términos de los conceptos físicos tradicionales.

AIC: ¿Por qué es importante estudiar una teoría intermedia entre las propuestas por Newton y Einstein?

AEG: La teoría de Newton —sistemas estáticos— es muy básica y la de Einstein —sistemas de masas en movimiento— es también sumamente importante, pero es muy compleja. Nosotros consideramos estudiar una teoría intermedia para entender mejor la física de los fenómenos gravitacionales. Esto se puede lograr con una teoría física, no geométrica, de sistemas con masas en movimiento. Consideramos que, históricamente, en el estudio de los fenómenos gravitacionales, la física se saltó la comprensión de estos sistemas. La genial teoría de gravitación de Einstein nos deslumbró tanto que nos hizo olvidar que la teoría de Newton estaba todavía, en este sentido, incompleta.

AIC: Sobre este tema, ¿cuáles han sido sus hallazgos principales hasta el momento?

AEG: Las ecuaciones que describen sistemas gravitacionales dinámicos son análogas a las ecuaciones de Maxwell, que describen los fenómenos electromagnéticos. Hemos encontrado que hay muchas cosas que se pueden entender con base en la analogía con los fenómenos electromagnéticos. Por ejemplo, en el fenómeno de las bolas de fuego, hay analogías entre los campos electromagnéticos y gravitacionales. Teóricamente está la posibilidad de que existan bolas de fuego gravitacionales.

Fuente: Conacyt

Astronautas se entrenan en Sonora

bisfera de El Pinacate, en Sonora 3.jpg

Se preparan para la misión que planea la NASA a Marte en el 2030

La reserva de la biósfera de El Pinacate, en Sonora, fue seleccionada por la Agencia Espacial de Estados Unidos (NASA) como un campo de entrenamiento para los astronautas del Programa Apolo de 1965 a 1970, lo que significó la primera explotación lunar hecha por el ser humano. 

Lo anterior marcha un hecho histórico para México, señaló el doctor Javier Mendieta Jiménez, director general de la Agencia Espacial Mexicana (AEM). 

Precisamente, la AEM, organismo descentralizado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), la National Aeronautics and Space Administration (NASA) y la Universidad de Sonora (UNISON) trabajarán conjuntamente para realizar pruebas en el Campo Volcánico de la Reserva de la Biósfera El Pinacate, con el objetivo de entrenar Astronautas para la misión multinacional de la humanidad a Marte hacia 2030. 

Cabe señalar que varios grupos de astronautas de Estados Unidos, entre ellos los icónicos Edgar Mitchell y Alan B. Shepard, se entrenaron allí. Mendieta recordó que desde 1972 no se ha regresado a la luna, y ahora, 45 años después, que comienzan a reactivarse las misiones al espacio con el nuevo reto hacia Marte, el lugar vuelve a recibir expediciones para tal fin. 

Bajo un enfoque multidisciplinario, científicos y especialistas visitaron nuevamente este sitio para la preparación de lo que será recordado como la segunda gran exploración espacial de la humanidad hacia 2030, por lo que la AEM y la ONG National Space Society (Sociedad Nacional del Espacio) de EEUU, organizaron una expedición al lugar. 

Para estos primeros trabajos de exploración se integró un equipo, formado por un Investigador de la Universidad Estatal de Arizona en Phoenix, el Rector de la Universidad Tecnológica de Guaymas, un profesor investigador emérito de la Universidad de Sonora, y dos estudiantes de Maestría del Instituto de Geofísica-UNAM. 

Así como por tres especialistas de la National Space Society, cuatro miembros del personal de El Pinacate, y por parte de la AEM el director de divulgación de Ciencia y Tecnología Espacial, Mario Arreola Santander, quien ya ha colaborado en proyectos con NASA desde 1985, y su gerente de e-educación y e-divulgación, Rodrigo Pérez González. 

biósfera de El Pinacate, en Sonora.jpg

Al tratarse un sitio de gran interés turístico en la entidad por su afluencia de visitantes, El Pinacate (Gran Desierto de Altar) es único en México y el mundo por combinar el campo de lava más espectacular y joven de Norteamérica con extensos campos de dunas en la región más seca del desierto sonorense, cuya belleza puede apreciarse incluso desde el espacio. 

Los expertos destacaron que al menos media docena de grandes empresas espaciales privadas trabajan en la misión al planeta rojo y la propia luna, por lo que la megatendencia actual es que la exploración espacial ya no está limitada únicamente a las acciones y presupuestos de los gobiernos. 

Con acciones como ésta, y fundamentalmente a través de capital humano, por ejemplo, de médicos espaciales como el doctor Emmanuel Urquieta que ya trabaja en ello con NASA, México podrá participar cada vez de más maneras en esta odisea, como se anunció en el pasado Congreso México hacia Marte, organizado por la AEM.

México y Rusia, suman esfuerzos para el desarrollo de la industria espacial

IMG_2489.JPG

El pasado 17 de enero tuvo lugar en las instalaciones de la Agencia Espacial Mexicana, un evento de networking entre distintas empresas del sector aeroespacial o relacionadas, la AEM y dos empresas privadas rusas, Skolkovo y Avant- Space, con el objetivo de buscar alianzas y colaboración con México.

José Francisco Romero, director de tecnología de la Agencia Espacial Mexicana, fue el encargado de dar la bienvenida al equipo ruso, y presentar la introducción a la reunión. Mencionó que la finalidad del evento era promocionar el networking entre los principales actores en el mercado espacial, con el propósito de que el cluster mexicano se pueda ampliar, y en un futuro convertirse en un cluster internacional.

En la reunión participaron representantes de alrededor de 15 empresas, de las cuales algunas estuvieron presentes vía remota online. Entre ellas se encuentran empresas privadas relacionadas directamente con la industria aeroespacial, desde creadoras de microsatélites, hasta elaboradoras de pirotecnia, por ejemplo. Algunas instituciones como el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), el Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM), la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (FEMIA), ProMéxico, y representantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN).  

FullSizeRender(3).jpg

Ivan Kosenkov, Project Manager de Skolkovo dio la introducción a la compañía, explicando que se dedican a dar apoyo a la industria espacial privada, así como presentando a sus socios más importantes. Kosenkov mencionó que uno de los objetivos por los que vinieron a México es para invitar a los jóvenes a que asistan a estudiar a Skoltech (Skolkovo Institute of Science and Technology).

Por otro lado, el CEO de Avant-Space, Anton Ossovskiy mencionó que lo que busca la compañía es hacer nuevos tipos de sistemas de propulsión, e indicó los beneficios de utilizar sus tecnologías.

El equipo ruso vino a escuchar qué necesita México y ver en qué pueden ayudar, ya sea colaborando, haciendo alianzas, o proporcionando información, es por esto que una parte del programa fue el momento de preguntas y respuestas, en donde los diferentes representantes de empresas privadas o instituciones se fueron presentando y exponiendo algunas de sus inquietudes o dudas acerca de las posibilidades de colaboración. Una vez terminado esto, se pasó a la parte de networking, donde se dio un tiempo libre para que los representantes pudieran intercambiar tarjetas de presentación y platicar entre ellos y con el equipo ruso, e incluso con representantes de la Agencia Espacial Mexicana, la cual es la encargada de ser la mediadora en las negociaciones entre las empresas privadas y las empresas rusas.

FullSizeRender(12).jpg

INSPIRAS

Es una revista de lifestyle enfocada en resaltar lo positivo, explorando distintos temas – desde bienestar, viajes, entrevistas, hasta causas, arte y entretenimiento. Creada en Nueva York y con presencia en todo Hispanoamérica en su versión digital e impresa.

¿Qué son los núcleos activos de galaxias?

 FOTO: CONACYT

FOTO: CONACYT

Investigadores del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México (IA-UNAM), campus Ensenada, colaboran en diferentes proyectos internacionales dedicados a la observación de núcleos activos de galaxias. 

Explicar las variaciones en el brillo de este tipo de objetos, así como realizar aportaciones —en conjunto con astrónomos teóricos— a los modelos unificados que describen su estructura, son algunos de los objetivos que persiguen los astrónomos de la UNAM.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, el doctor David Hiriart, investigador del IA-UNAM, campus Ensenada, relató que las galaxias activas comenzaron a estudiarse desde el siglo XIX, cuando se consideraban estrellas variables.

Doctor David Hiriart García.“Tienen alta luminosidad, su emisión es no estelar, varían mucho, tienen jets y líneas de emisión —las estrellas solo tienen líneas de absorción—, este grupo de galaxias se conoce como galaxias activas; otras galaxias no presentan estas características”, describió.

Agregó que en las galaxias activas, la mayor parte de la energía emitida proviene del núcleo y su variación es muy rápida, por lo que se estima que el tamaño del núcleo es pequeño, en comparación con el tamaño total de la galaxia.

“Si la mínima variación de luminosidad ocurre en un día, el tamaño es del orden de un día luz, por esta razón es importante medir las variaciones en su luminosidad”, subrayó el doctor Hiriart.

Expuso que en el centro de la galaxia hay un hoyo negro supermasivo que atrae el material a su alrededor y dicho material forma un jet.

“Las líneas magnéticas a lo largo del jet atrapan cargas eléctricas, particularmente electrones, que en su movimiento producen radiación en el radio y, cuando los electrones son muy energéticos, en el óptico; esta radiación se conoce como radiación sincrotrón”, explicó.

Indicó que el hoyo negro concentra una altísima cantidad de energía potencial gravitacional que se libera cuando cae en él la materia y es por ello que los núcleos activos de galaxias concentran tanta energía, lo que hace posible observarlos aunque sean objetos lejanos a la Tierra.

Observación de blazares

Desde 2008, el doctor David Hiriart colabora en un proyecto de investigación internacional para observar núcleos galácticos activos, lo que implica realizar observaciones frecuentes desde el Observatorio Astronómico Nacional Sierra de San Pedro Mártir (OAN SPM), utilizando el telescopio con espejo de 84 centímetros de diámetro.

Especificó que son 37 objetos, denominados blazares, los que se monitorean como parte del proyecto, con la colaboración de astrónomos de todas las regiones del mundo para mantener observaciones continuas.

“Cada mes observamos estos blazares, que son objetos bien brillantes, porque el telescopio es de tamaño modesto. Hacemos estas observaciones y colaboramos con un grupo internacional llamado Whole Earth Blazar Telescope(WEBT). En el grupo se tienen también datos del radio, de rayos gamma y otras regiones del espectro, ponemos juntos todos los datos, los interpretamos y los resultados de estos estudios se presentan en publicaciones y congresos internacionales”, comentó.

El investigador mencionó que desde el OAN SPM no solamente se monitorea el brillo de los blazares sino también su polarización y para ello utilizan un polarímetro, instrumento que fue construido en el mismo instituto.

Modelos unificados

La doctora Elena Jiménez Bailón, es astrónoma observacional del IA-UNAM, campus Ensenada, especializada en el estudio de la luz emitida en rayos X, quien colabora en un proyecto de nivel internacional para hacer aportaciones a los modelos unificados de los núcleos activos de galaxias.

Doctora Elena Jiménez Bailón.En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, explicó que, aunque su estructura no se ha podido observar en imagen directa, existe un consenso respecto a la estructura de los núcleos activos de galaxias, que incluyen un agujero negro que tiene alrededor un disco de material plano y delgado, y alrededor hay nubes de gas muy calientes. A dicho consenso se le denomina modelos unificados.

“Hay una estructura mucho más grande que es como una dona, toroide es la palabra científica, de material mucho más frío, casi siempre hay jets, más grandes o más pequeños, en algunos objetos son partículas que salen a una velocidad descomunal, con un montón de energía y pueden alcanzar distancias mucho más grandes que la propia galaxia, que tiene una magnitud gigante; todos los tipos de núcleos galácticos activos que hay los podemos explicar de esta manera”, refirió.

Aunque la estructura de los núcleos activos de galaxias puede cambiar de tamaño de acuerdo con la masa del agujero negro que se encuentra en el centro, la estructura se mantiene con los mismos elementos y cambia su escala y línea de visión.  

Observación en rayos X

Desde hace una década, la doctora Elena Jiménez se dedica a recabar datos de una serie de núcleos activos galácticos para realizar aportaciones a los modelos unificados, en colaboración con astrónomos teóricos. 

“Uno de los trabajos que estoy haciendo es poner restricciones a una pequeña parte de este modelo, que es en la zona más cercana del disco de acreción. Nosotros lo que decimos es que arriba del disco hay unas nubes densas que están girando a gran velocidad y es algo que tratamos de probar con observaciones de rayos X”, mencionó.

Precisó que el proyecto implica conocer a profundidad la física de las nubes y hacer estudios de muestras grandes de conjuntos de núcleos galácticos activos, para comprobar si funciona en todos los casos.

La investigadora indicó que entre sus colaboradores se encuentran astrónomos mexicanos y europeos, quienes monitorean una muestra de alrededor de 20 objetos y generan datos a partir de observatorios satelitales de rayos X, como Chandra y el XMM-Newton.

“A mí los núcleos galácticos activos me parecen muy interesantes y además fundamentales porque la mayor parte de la luz del universo proviene de ellos”, finalizó.

Fuente: Conacyt

Histórico impulso de Presidencia de la República al desarrollo espacial del país

presidencia.png

Gracias al invaluable apoyo y visión del Presidente Enrique Peña Nieto, la materia espacial a través de la Agencia Espacial Mexicana (AEM) ha tenido un impulso inédito en nuestro país durante la presente administración. 

Cada vez más la población mexicana ha hecho suyo el tema, y también cada vez más aparecen buenas noticias en los medios acerca de jóvenes de nuestro país que ganan competencias internacionales en materias espaciales, que nos llenan de orgullo.

Todo eso cuenta mucho, y no hubiera sido posible sin la gran visión y apoyo de la Coordinación de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Presidencia de la República, a través de su Titular, el Dr. Elías Micha Zaga.

Y es que el impulso de ciencia, tecnología e innovación (CTI), incluida la espacial, realizado por este Gobierno Federal, no tiene precedentes. 

Se han sembrado las bases en un trabajo conjunto entre academia, gobierno, industria y sociedad civil, como el clúster espacial MXSpace, para hacer de la CTI por primera vez en la historia, una verdadera palanca de desarrollo del país, y el rubro aeroespacial será clave en ello.

Quienes lo conocen, saben que el trabajo de Micha es titánico. En lo espacial, por ejemplo, ha sido el orador principal, en un evento sin precedentes, ante los jefes de las agencias espaciales de todo el mundo, quienes unánimemente le reconocieron lo realizado por México en esta materia científica y tecnológica, en el marco del International Astronautical Congress (IAC 2016) el mayor evento de la comunidad espacial global y que insertó plenamente a México en el grupo de países con actividades espaciales del globo.

Fue precisamente en el IAC 2016, donde el Dr. Micha fuera Invitado de Honor, y donde México fue el lugar elegido, para hacer el anuncio mundial, verdaderamente histórico, del inicio de la misión multinacional de la humanidad hacia el planeta Marte, por parte del Jefe de la NASA Charles F. Bolden, y el empresario espacial Elon Musk.

Cuando los seres humanos estén viajando por el espacio hacia Marte hacia el año 2030, se habrá de recordar que el inicio de esa aventura se declaró en México, que participará en esa travesía de manera activa.

El Dr. Micha también fue el Invitado de Honor en el primer Congreso “México hacia Marte, retos y oportunidades”, donde se articuló la participación de nuestro país en esta odisea al planeta rojo, en la que México participará fundamentalmente a partir de su talento humano, por ejemplo, con médicos espaciales como el Dr. Emmanuel Urquieta, que ya trabaja en ello con NASA, entre otros nombres igualmente talentosos.

“El apoyo y visión de su Coordinación de la Presidencia de la República a la materia científico-tecnológica espacial, es algo que agradecemos infinitamente, y que beneficiará el nuevo mundo de todas las siguientes generaciones de mexicanos por venir, ese mundo de la humanidad como especie multiplanetaria, en esta nueva era tecnológica y digital, al que se abrió el acceso al talento de nuestra juventud mexicana en 2013 con la AEM, gracias a grandes tomadores de decisiones como usted”, agradeció Mendieta a Micha Zaga.

 

México, potencia aeroespacial global

college aem.jpg

Por: Guillermo Castro

Una de las aportaciones del actual Gobierno Federal que tendrá mayor relevancia para México por su potencial será, sin duda, la plena entrada en funciones de la Agencia Espacial Mexicana (AEM) en 2013.

Gracias a esta innovación gubernamental, las nuevas generaciones podrán consolidar a México como una potencia aeroespacial global.

Y es que el crecimiento promedio de esta industria en la presente administración fue de 16%. Si el sector aeroespacial de México fuera un país, habría crecido el doble que India e incluso China. Los sectores de Telecomunicaciones y de Tecnologías de Información y Comunicación (TIC´s) registraron un crecimiento similar, y estos tres rubros, en todo el mundo, convergen en el tema espacial.

La AEM recibió la confianza de un capital semilla promedio para el inicio de su operación, de un milésimo del presupuesto del sector. Mucha gente al principio de la administración no creía que México pudiera siquiera acercarse a entrar en el sector espacial.

Pero bajo el incansable liderazgo del Dr. Javier Mendieta Jiménez, la AEM logró, en palabras del Secretario General de la International Academy of Astronautics (IAA), Jean Michel Contant, “convertirse en líder en América Latina en materia de cooperación espacial internacional en tan sólo dos años”.

Por ejemplo, la AEM asistió a la Cumbre de Jefes de Agencias Espaciales 2014 en Washington como representante de Latinoamérica por acuerdo unánime de todas las agencias de la región, y consiguió que México fuera la sede 2015 de esta misma Cumbre.

Para ese mismo año, nuestro país fue distinguido con una Vicepresidencia en la propia IAA, organismo máximo que agrupa a las agencias espaciales del mundo, lo que abrió la puerta para insertar plenamente a México en la comunidad espacial global de países con actividades espaciales en 2016, al ser sede del mayor evento de esta materia en el planeta.

En el “International Astronautical Congress” (IAC), conocido como “Los Juegos Olímpicos de la comunidad espacial”, recibimos personalidades como Elon Musk, CEO de Space-X, Buzz Aldrin, segundo hombre en pisar la luna, y los jefes de las agencias espaciales de todo el mundo, incluido el Titular de NASA, Charles F. Bolden, quien expresó: “México es lo que viene”.

En 2017 se logró también para México la Presidencia del GP-STAR, y su integración al sistema GEONetcast Américas, alianzas multinacionales para la protección satelital de la población ante desastres naturales, además de la Presidencia del Comité Global de la Semana Mundial del Espacio ONU, entre otras muchas acciones, que ya han colocado al país como un líder latinoamericano.

Gracias a la gran visión de estado y de futuro del Presidente Enrique Peña Nieto, quien por primera vez en la historia del país incluyó el tema espacial en un Plan Nacional de Desarrollo, el 2013-2018, México entró en la materia espacial en esta administración, literalmente, con pasos de gigante.

Conozca más, en:     https://www.gob.mx/aem/archivo/prensa?idiom=es

INSPIRAS

Es una revista de lifestyle enfocada en resaltar lo positivo, explorando distintos temas – desde bienestar, viajes, entrevistas, hasta causas, arte y entretenimiento. Creada en Nueva York y con presencia en todo Hispanoamérica en su versión digital e impresa.

El camino de México a Marte

carmen 2.jpg

Carmen Victoria Félix, científica mexicana que conquistó a la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (mejor conocida como NASA, por sus siglas en inglés), y que en el año 2013 participó en una simulación de viaje a Marte, con una tripulación en el desierto de Utah como Marte, otra en Tierra, como Control de Mission (Innsbruck), y donde pudo participar como CapCom (capitán de comunicación), la única persona del centro de control que puede interactuar con los astronautas análogos.

Asimismo, fue la primera en participar en las misiones análogas que simulan las condiciones que enfrentarían los astronautas cuando lleguen a Marte. Se ha involucrado en proyectos de gran impacto para México y el mundo y ha apoyado a su país en dar a conocer a la gente el sector espacial.

¿Qué hay más allá de las estrellas?
Carmen cuenta que desde niña su interés siempre fue conocer más allá del espacio: “Me gustaba mucho observar las estrellas, observar el cielo y me preguntaba ¿qué habrá más allá?, y siempre dije que me iba a dedicar al sector aeroespacial, únicamente que no tenía claro cómo hacerle. Desde muy joven siempre busqué lugares u organizaciones en México que me ayudaran a cumplir mi sueño, en aquel entonces no había muchas, y la oportunidad que me abrió los ojos, a los 17 años, fue ir a un congreso, el ISE, en el 2002 en Houston.

La científica mexicana explica que se acercó a algunos astronautas y les dijo: “Denme un consejo porque quiero dedicarme a esto”. Le hablaron de las ingenierías y de las ciencias, química, electrónica, física, “fue entonces cuando regresé de Houston, evalué la opciones y dije, igual electrónica o telecomunicaciones, tienen que ver con satélites, y vi ahí un potencial que México pudiera en un futuro invertir en satélites y tecnologías satelitales, y de esa manera hacer el link con el espacio”. A partir de ese momento decidió estudiar una carrera en ingeniería en electrónica y telecomunicaciones. Iniciaba un sueño…

Cursó la carrera de Ingeniería en Electrónica y Comunicaciones (IEC) en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM); carrera que llevó de la mano con otras actividades, incluso dando conferencias a primarias y secundarias sobre estos temas. Con el título en mano, y algunos años de experiencia trabajando en AT&T y Texas Instruments, aplicó para una beca en la International Space University (ISU) y se fue a Estrasburgo a estudiar la maestría, lo cual le dio la oportunidad de ingresar, afirmó, al programa de la NASA en el Departamento de Pequeños Satélites, y sentar las bases para una mayor interacción con esta organización.

MÉXICO, POTENCIAL AEROESPACIAL

Carmen Victoria advierte que hoy en día México es un país con mucho potencial aeroespacial, los jóvenes están más interesados en este sector, y lo más importante, existen las oportunidades que ella nunca tuvo, pero que no fueron un impedimento para realizar su sueño.

¿Cómo ves el avance de México en la industria espacial?
Soy testigo y copartícipe de la creación de la Agencia Espacial Mexicana (AEM). En ese momento estaba en la NASA, a mí regreso se discutía en el Congreso la aprobación de la Ley para la creación de la Agencia en México. Cuando se lanzó la convocatoria para los foros de consulta me tocó participar en la mayoría de ellos y presentar trabajos e ideas de qué era lo que México podía hacer en el sector. Estuvo colaborando academia, industria y gobierno, y en esos foros se habló de lo que México pudiera hacer, del potencial que tenía el país. De ahí salió la política espacial que se propuso en aquel tiempo (2010-2011) y desde ese entonces conozco a la comunidad que estuvo desde un inicio.

Lo que se hace en Puebla, es muy similar a lo que trabajé en la NASA, con los talleres Funsat. Más adelante surgió la idea para crear Planet, una empresa que tiene ya como 200 pequeños satélites y ahorita ha crecido. México pudiera estar haciendo satélites desde hace mucho, pero no se le había dado el empuje y ahora está empezando y vamos iniciando y creo que de aquí pueden salir muchas cosas buenas para México.

Veo la iniciativa de los jóvenes que no nada más están esperando “a ver qué me ofrecen”, sino “qué puedo hacer yo desde mi trinchera”, y eso se me hace muy padre.

También hay una iniciativa que se me hace importante, que me invitaron por parte de la OCDE, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos de Latinoamérica. Ellos estaban buscando la manera de cómo impulsar que en Latinoamérica las mujeres estuvieran más enfocadas en ciencia, en tecnología y en ese tipo de áreas. Se acercaron conjuntamente a la Secretaría de Educación Pública y se lanzó un programa que se llama “Niñas STEM” por las siglas de Science Technology Engineering and Mathematics, y lo que busca este programa es precisamente incentivar a que más jóvenes seleccionen ese tipo de carreras, y se interesen en actividades de ese tipo.

¿Qué tan importante es el desarrollo de la ingeniería aeroespacial para el crecimiento de otras industrias y para la mejora de la calidad de vida de la población mexicana en general?
Algo que frecuentemente escucho decir a las personas es “¿por qué invertir en el espacio, si hay tantas cosas que mejorar en la sociedad?”, realmente creo que nos hace falta divulgar y comunicar todos los beneficios que tenemos aquí en la Tierra por el hecho de que se está invirtiendo en tecnología espacial y gracias a ello tenemos satélites y éstos nos permiten el uso de celulares, internet, GPS, televisión satelital, cajeros automáticos, transacciones y compras en redes; incluso, gracias a la tecnología espacial, tenemos avances en medicina, en procesos para cirugías a corazón abierto. Entendemos más en cuanto a mejoras para la vista… todos esos beneficios o esas comodidades que tenemos, a las que ya estamos acostumbrados, son gracias a que en un momento se invirtió en tecnología espacial.

Carmen durante una Actividad Extravehicular en el Mars Desert Research Station.jpg

¿En qué le beneficiaría a México iniciarse en esta área?
Precisamente, porque estaríamos desarrollando tecnología propia, generando no sólo conocimiento y experiencia sino también trabajo. Ahorita dependemos muchísimo en la parte del sector espacial, básicamente los satélites se los compramos a Estados Unidos o algún otro país que haga tecnología satelital, pero creo que México tiene el potencial para estar produciendo y haciendo sus propios satélites y hacer uso de sus espacios en frecuencia y órbita. Entonces estaríamos generando empleo, estaríamos apoyando en desarrollo tecnológico a nivel mundial, incluso para el sector aeronáutico, entonces ¿por qué no empezar a hacer nuestros propios modelos satelitales?, ¿por qué no empezamos a vender nosotros a Latinoamérica? Ir creciendo, tomando como modelo a Brasil que es uno de los países que le ha estado invirtiendo mucho a la tecnología espacial y ha estado desarrollando su propia tecnología.

No se trata acerca de “el espacio igual a NASA, igual a astronautas, igual a la Luna y a Marte”, porque realmente no es sólo eso, es tecnología, es desarrollo, hay muchísimos beneficios por ejemplo en agricultura. Gracias al remote sensing o a la percepción remota a través de satélites podemos checar si el cultivo o el ganado están en buen estado.

México podría empezar a invertir en tecnología espacial desde la perspectiva de generar empleos, la perspectiva de seguridad nacional, de que tiene impacto directo en el sector económico de ganadería, agricultura y demás. También está el área de medicina espacial, la parte educativa (desde primaria o secundaria se les puede enseñar a los niños cuáles son los subsistemas de un satélite).

Por todo esto, Carmen Victoria hace un llamado a los jóvenes a interesarse más en el sector aeroespacial; a la clase política y empresarial a invertir aún más en esta industria; y, en general, a todas las personas a perseguir sus sueños, a construir castillos en el aire, a no darse por vencidos pese a las adversidades, incluso de la propia sociedad.

 

Clúster de Baja California apuesta por microsatélites

 Foto: ESA/NASA

Foto: ESA/NASA

Gracias al impulso logrado en este sexenio al tema espacial, pronto México será uno de los principales protagonistas en el diseño, fabricación y puesta en órbita de microsatélites. México se ha convertido en uno de los países líderes en el sector espacial, pues se estima que las exportaciones en este rubro lleguen a rondar los ocho mil millones de dólares al cierre de este año, según información difundida por Luis Lizcano, director general de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (FEMIA), lo que representa un crecimiento a doble dígito (10 por ciento) con respecto del año pasado.

Es así como el país se coloca en el primer lugar de Latinoamérica en lo que a manufactura se refiere y sexto proveedor de partes aeronáuticas a Estados Unidos.

Asimismo, importantes compañías como Bombardier, Grupo Safran, General Electric,

Honeywell y Eurocopter han encontrado en nuestro país las condiciones para desarrollar centros de diseño e ingeniería, laboratorios y líneas de producción capaces de evolucionar rápidamente para encargarse de asignaciones más complejas en el desarrollo de nuevas generaciones de motores, componentes y fuselajes.

Apuesta por México

El doctor Tomás Sibaja, presidente del Clúster Aeroespacial de Baja California, advierte que los industriales asentados en el estado toman muy en serio entrar al juego aeroespacial, y ya se perfilan como fabricantes de satélites mediante el proyecto MXSpace, que tiene la intención de producir estos dispositivos y su propulsión para mantenerlos en órbita y enviar todas las señales e imágenes, audio y video, a la Tierra “MXSpace sería la primera creadora de satélites en todo México”.

Sibaja dio a conocer que la entidad se destaca del resto del país, ya que, de las 300 empresas del sector aeroespacial, 90 de ellas están en el estado, las cuales exportan dos mil millones de dólares al año, y generan casi 30 mil empleos directos.

Es importante señalar que dentro de los planes del Clúster, destaca el interés de tener una producción integral al fabricar los satélites y su propulsión para mantenerlos en órbita, así como los componentes de transmisión de todas las señales de imagen, audio y video.

 

INSPIRAS

Es una revista de lifestyle enfocada en resaltar lo positivo, explorando distintos temas – desde bienestar, viajes, entrevistas, hasta causas, arte y entretenimiento. Creada en Nueva York y con presencia en todo Hispanoamérica en su versión digital e impresa.

Sustentabilidad para el planeta mediante tecnología en el espacio

nasa-53884.jpg

*SIOTS: un proyecto espacial nacional

Conforme crece exponencialmente la capacidad del ser humano para generar datos alrededor de su entorno, así también aumenta la capacidad de entenderlo y administrarlo. Es así que la sobreposición de mares de datos, con el surgimiento de nuevas capacidades para procesar, analizar y encontrar patrones y relaciones se traduce en oportunidades que eran inimaginables hace tan solo algunos años.

Este potencial equivale a dar a los gobiernos, empresas,  agrupaciones sociales e individuos herramientas de control de riesgos, administración y conservación de recursos.

Las aplicaciones de tecnología en y desde el espacio, tanto en conjunto como separadamente, permiten mejoras sustanciales a la navegación, telecomunicaciones y observación de la Tierra, con implicaciones significativas para el medio ambiente. Dichos impactos se pueden ver directa e indirectamente.

El primer caso corresponde a oportunidades para mejorar el manejo y aprovechamiento de los recursos disponibles; y el segundo,  a incrementos tan significativos en la eficiencia que resultan en ahorros tangibles que, a su vez, disminuyen la presión sobre las reservas y los medios que las sustentan. Es así que, sin lugar a dudas, se puede hablar de usar el espacio para mejorar la sustentabilidad.

Aunado a lo anterior, en el contexto de la necesidad de proyectos nacionales que constituyan un hito y detonen el crecimiento del país, México ha emprendido mediante un esfuerzo conjunto, colaborativo y multidisciplinario entre empresas, gobierno, academia y entusiastas. Un camino creativo conducente a aprovechar la coyuntura y la oportunidad, el deseo de sobresalir y la posibilidad de usar dicho proceso para generar herramientas aplicables en forma inmediata, nacional e internacionalmente.

"Toda la comunidad espacial mexicana puede ver en el proyecto SIOTS una unidad de objetivo y una posibilidad de sumar su talento y sus esfuerzos”

Este emprendimiento, conocido como SIOTS (acrónimo de Internet Espacial de las Cosas para la Sustentabilidad, por sus siglas en inglés), permite aglutinar intereses y necesidades para generar en el país un ticket de acceso innegable al club espacial, e incluso al espacio 2.0.

Este gran proyecto comenzará con la puesta en órbita de los dos primeros cubosatélites de una constelación, con el potencial integrado de hacer crecer su número, ya que cada uno constituye un nodo de una gran red que puede aumentar en forma modular, y cuya utilidad y aplicaciones crecerán para convertirse en un sistema robusto y resiliente.

El sistema se constituirá en una plataforma de telemetría y eventualmente de aplicaciones complementarias como la percepción remota y el monitoreo de la tierra. Igualmente, desarrollos futuros y otros ya generados en México sumarán a la arquitectura e integrarán capas adicionales de trabajo, como es el caso de femtosatélites y componentes para la conectividad de las partes.

Este último tema es medular ya que es la base del diseño del proyecto, y que gracias al camino ya transitado, se encontrará en la posibilidad de generar redundancias y crecer modularmente al momento de su despliegue, lo que en esencia lo convierte en un internet espacial de las cosas.

Otro tema importante radica en la visión descentralizada y flexible de participación de interesados. Si bien la Iniciativa Espacial Mexicana MXSpace funciona como coordinador, a fin de impulsar un proyecto país, cualquier interesado se puede sumar y aportar módulos que complementen la arquitectura o bien colaborar en el desarrollo de componentes y subcomponentes.

Para ello se cuenta con la participación de importantes centros de investigación, instituciones de educación superior, investigadores y el gran apoyo de la Agencia Espacial Mexicana. Así, toda la comunidad espacial mexicana puede ver en el proyecto SIOTS una unidad de objetivo y una posibilidad de sumar su talento y sus esfuerzos a este hito en la historia del espacio mexicano. SIOTS significa todo un proyecto espacial nacional.

 

Querétaro, en el top 5 de los 'hubs' aeroespaciales del mundo

andrew-ruiz-348420.jpg

El hub aeroespacial de Querétaro ha logrado una consolidación en sólo 10 años y sus exportaciones superan los 7 mil millones de dólares, afirmó Carlos Robles, presidente de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial Mexicana.

El sector aeroespacial crece a una velocidad de más del 15 por ciento anual, genera más de 50 mil empleos y su futuro luce muy sólido, afirmó Carlos Robles, presidente de la Federación Mexicana de la Industria Aeroespacial (FEMIA) y vicepresidente de Bombardier Querétaro.

México es el nuevo hub global para la manufactura de la industria aeroespacial. Querétaro ya se ubica en el top 5 a nivel mundial y otros estados adquieren mayor relevancia en la industria”, dijo Robles durante el México Aerospace Forum 2017.

En su ponencia titulada Crecimiento y áreas de oportunidad en el sector aeroespacial mexicano, Robles destacó el desarrollo del hub de Querétaro en sólo 10 años. En México, no hay mercado interno y las exportaciones ascienden a más de 7 mil millones de dólares. “La meta es crecer a 60 mil empleos, tener más plantas y rebasar los 8 mil millones de dólares en exportaciones”, destacó

El impacto del sector aeroespacial en la educación y en el desarrollo industrial, así como en las comunicaciones ha sido enorme, afirmó Luis Mendieta, director general de la Agencia Espacial Mexicana (AEM). 

El reto es cómo obtener más valor del espacio”. Para ello, agregó, el camino a seguir es atraer más inversión, así como consolidar las alianzas y convenios con las diversas organizaciones y empresas del sector.

Mendieta fue el encargado de abrir las actividades del Mexico Aerospace Forum 2017. 

Una de las tendencias en los satélites es la miniaturización. “La revolución está en los dispositivos pequeños de menos de 10 kilogramos para reducir los tiempos de mapeo”. La oportunidad es demasiado atractiva. El mercado aeroespacial global tiene un valor aproximado de 329 mil millones de dólares y México tiene con qué incrementar su participación, señaló.

El crecimiento de la oferta de servicios diferenciados de aviación y la oportunidad que esto representa para México fue el eje durante el panel titulado Revolucionando la aviación comercial y los servicios MRO que fue moderado por Yuri Salinas, vicepresidente Segundo de CANAERO.

“En los siguientes años, cuando las condiciones macroeconómicas sean más desafiantes, las sinergias ente las empresas serán cruciales para reducir costos”, dijo Salinas. En 20 años, las empresas de mantenimiento y reparaciones enfrentarán retos técnicos de proveer servicio para aviones nuevos y viejos, destacó Marcos Rosales, director general de Mexicana MRO.

Fuente: El Financiero

¿Cómo afecta el espacio exterior la fisiología humana?

sven-scheuermeier-88166.jpg

La experiencia de viajar al espacio exterior conlleva riesgos para la salud del ser humano, sobre todo por el estado de microgravedad al que se ve expuesto. Como parte de estas afectaciones destaca la descalcificación ósea y ciertas atrofias musculares que aún se estudian y requieren de mayor atención por parte de los especialistas de la salud.

Como parte de los trabajos del Tercer Congreso Mexicano de Medicina Espacial, celebrado la primera semana de octubre en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), el general brigadier Víctor Manuel Rico Jaime, director de Medicina de Aviación de la Fuerza Aérea Mexicana, expuso cómo la fisiología humana se ve afectada por el estado de ingravidez en los vuelos espaciales.

El general brigadier Rico Jaime explicó que entre las características que hacen al espacio exterior un ambiente hostil para el hombre está la gravedad disminuida o neutralizada a 370 kilómetros de altitud; los altos niveles cósmicos de radiación solar galáctica y núcleos atómicos pesados; la ausencia de presión barométrica (vacío); las variaciones extremas de temperatura, tanto de frío como de calor; y la ausencia de una atmósfera capaz de mantener la vida del hombre.

Recordó que por estas condiciones se detectaron en misiones como Apolo o Skylab, pérdidas de masa ósea en las extremidades inferiores de los astronautas, así como un incremento de la excreción urinaria de calcio (descalcificación ósea), nitrógeno y fósforo, provocando lo que se conoce como atrofia muscular.

“Algo importante es que no se detiene la pérdida ósea ya que una vez que el ser humano está en el espacio, inmediatamente que no tiene ese estrés del peso, el sistema osteoblástico empieza a funcionar y lanza la señal de que no necesita tanto calcio, por eso va para afuera, pero hasta ahora no se ha demostrado que esta pérdida se detenga, solo se disminuye”.

Efectos musculoesqueléticos

Como parte de los efectos de la ingravidez, explicó, existe la disminución de la fuerza y el tono muscular hasta en un 40 por ciento, asimismo se produce una descalcificación ósea (principalmente en la pelvis, columna lumbar y cabeza y trocánter femorales). También se ha reportado una producción reducida de la hormona paratiroidea y de la vitamina D, y la eliminación aumentada de 60 a 70 por ciento de calcio en la orina y en las heces, con efectos permanentes.

“Las masas musculares antigravitacionales y que mantienen firme nuestra postura se atrofian en una tasa de cinco por ciento a la semana. Hay que recordar que un viaje a Marte dura un promedio de tres años, entonces qué pasaría con esta acumulación de cinco por ciento cada semana, es algo que urge resolver desde la medicina espacial”, cuestionó el general Rico Jaime.

Refirió además que a tan solo once días en el espacio, la ingravidez puede reducir las fibras musculares en 30 por ciento. También se ha documentado que ocurre 3.2 por ciento de pérdida de hueso después de 10 días en el espacio.

“En un viaje redondo a Marte (2.5 a tres años), la pérdida ósea trabecular rebasaría al sistema osteoblástico, que reconstruye la arquitectura ósea afectada, de tal forma que los astronautas estarían en una situación de desventaja absoluta al regresar, por eso hay que cuestionarse qué pasaría con ellos y cómo poder revertir estos efectos”.

Enfatizó que no se puede separar el espacio de la atmósfera y cómo los datos que existen desde el nivel del mar hasta la corriente espacial sirven para hacer estudios del espacio.

“Necesitamos determinar, por ejemplo, la efectividad de los bifosfonatos, dietas adecuadas, la radiación ultravioleta como alternativa para que la vitamina D funcione y fije el calcio, etcétera. En el futuro habrá colonias espaciales, tendremos que irnos a otro planeta en algún punto, quizá hasta dentro de 50 millones de años, pero aún hay mucho trabajo que hacer”.

México y la medicina aeroespacial

Posterior a su intervención, el general Rico Jaime declaró en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt que en México la medicina espacial es una ventana de oportunidad para el estudio de la fisiología humana en el espacio y, aunque falta por hacer, ya se realizan esfuerzos desde la década de los 80 con la creación de la Residencia y Especialidad en Medicina Aeroespacial que se imparte en la Universidad del Ejército y Fuerza Aérea, donde los médicos militares y civiles pueden prepararse en esta materia.

El general Rico Jaime, actual director de Medicina de Aviación de la Fuerza Aérea Mexicana, destacó la importancia de que otras universidades y politécnicos en el país contemplen proyectar esta área de estudio en sus programas académicos.

Estamos entrando en la época en que estos temas tienen que ser estudiados cada vez más y necesitamos gente preparada que pueda coadyuvar en el desarrollo de programas de medicina espacial o aérea, sobre todo porque crecerá la actividad humana en el espacio”.

El general Rico Jaime indicó que desde 1985 hasta la fecha existen generaciones de egresados de la Residencia y Especialidad en Medicina Aeroespacial por parte de la Universidad del Ejército, en su mayoría militares, pero también civiles nacionales y extranjeros. Declaró que esta área se fortalece con las relaciones y convenios que tienen con la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), Instituto Civil de Medicina Aeroespacial (CAMI, por sus siglas en inglés) y con la Agencia Espacial Mexicana (AEM), entre otras instituciones.

Fuente: Conacyt

INSPIRAS

Es una revista de lifestyle enfocada en resaltar lo positivo, explorando distintos temas – desde bienestar, viajes, entrevistas, hasta causas, arte y entretenimiento. Creada en Nueva York y con presencia en todo Hispanoamérica en su versión digital e impresa.